jueves, 6 de septiembre de 2012

Entrada 0:


Creo que empezar a escribir un blog es como empezar a escribir un diario personal, con la diferencia de que el primero tienes la esperanza de que lo llegue a leer alguien. El problema es por donde empezar... Pues empezaremos por el principio.

Tener una madre para la que la cocina no tiene secretos y un padre con un don en las manos capaz de convertir cualquier material en una obra de arte, habrán tenido que ver en mi nueva obsesión: la pastelería creativa.

Empecé leyendo un montón de blogs, buscando recetas y haciendo pruebas, algunas con más éxito que otras, por lo que las primeras entradas de este blog las dedicaré a contaros esos contactos iniciales con la harina, el azúcar, la mantequilla y el resto de sus dulces compañeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por la visita y tu comentario.