sábado, 8 de septiembre de 2012

¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo?


Pues lejos de parecerse a los terribles días rojos de Holly (Audrey Hepburn) en Breakfast at Tiffany's, ayer fue un día alegre donde el rojo estaba por todas partes en mi cocina. Era el rojo que por fin conseguí ver en mis Red Velvet Cupcakes que manchaba mi Thermomix, mis bols y mis utensilios. Si llega a entrar alguien mientras los ponía a todos en remojo en el fregadero igual pensaba que estaba en la escena de un crimen.

La cuestión es que esos cupcakes no me salieron bien a la primera. De hecho fueron los que intenté hacer el mismo día que el frosting con base de merengue que no conseguí con el Thermomix. Creo que a parte de que yo no tuviera el día, igual no escogí la mejor receta. Me quedaron marrones.


Mientras preparaba la masa ya me pareció exagerada la cantidad de cacao en polvo que llevaba pero, raro en mi, no hice modificaciones y seguí la receta al pie de la letra. La masa me dio para llenar 16 cápsulas y se juntaron otros problemas: solo tenía un molde de 6 y las cápsulas eran muy finas, así que desastre total.


Los que sobrevivieron sabían bien pero no eran red. Con eso y con el Swiss Meringue Buttercream goteando lagrimones por todo el perímetro de las cápsulas pillé un disgusto que ya no tuve ánimos ni de hacerles fotos.

Total que como en mi casa me enseñaron que quien se rinde no triunfa, busqué una nueva receta y esta vez fui sobre seguro: escogí la receta de Bea de El Rincón de Bea y la tuneé un poquito a mi conveniencia.

Ingredientes:
240 ml. aceite de oliva suave
240 ml. buttermilk casero
2 huevos grandes
Colorante rojo en gel
1 cucharadita de vinagre blanco
1 cucharadita de extracto de vainilla
1/2 cucharadita sal
1 cucharadita bicarbonato sódico
4 cucharaditas cacao en polvo Valor sin azúcar
350 gr. harina de repostería
250 gr. azúcar

Preparación:
Precalentamos el horno a 170 ºC y ponemos las cápsulas en el molde (esta vez ya tenía uno de 12).
Si no tenéis buttermilk como era mi caso, lo primero será prepararlo casero añadiendo una cucharada grande de zumo de limón a 225-230 ml de leche semidesnatada (aunque quizás con leche entera quedaría mejor) y remover la mezcla. Como se tiene que dejar reposar unos 10-15 minutos hasta que parezca leche cortada, aprovechamos para pesar el resto de los ingredientes para tenerlos listos y a mano conforme se van necesitando.
Batimos los ingredientes líquidos hasta que estén integrados (aceite, buttermilk, huevos, colorante, vinagre y extracto de vainilla). Como en la receta que tomé de base el colorante era en pasta y el mío era en gel, lo que hice fue irle añadiendo el colorante hasta que me pareció suficientemente roja la masa. Además, el cacao lo puse un poco a ojo por miedo a que me volvieran a quedar marrones.
Por otro lado preparamos los ingredientes secos tamizando en un bol la harina, el azúcar, la sal, el bicarbonato y el cacao en polvo. Esta mezcla la iremos añadiendo a la mezcla líquida en varias veces mientras batimos a velocidad media hasta obtener una masa uniforme.


Con ayuda de una cuchara o una salsera llenamos todas las cápsulas de papel del molde hasta ¾ partes de su capacidad y lo metemos al horno durante unos 30 minutos. Si tenéis un horno viejo y cutre como el mío que no cuece siempre igual, no está de más que tengáis siempre a mano un palillo para comprobar si sale limpio y vuestros cupcakes ya están listos.
Solamente queda dejar enfriar en el molde unos 5 minutos y luego traspasarlos a una rejilla hasta que enfríen del todo.

La receta de Bea la podéis encontrar aquí.

Mientras se enfrían los cupcakes preparamos el frosting. En este caso no usé el de Bea ya que tenía ganas de probar uno con crema de queso y tenía muy claro que aquí sí que tiraría de inventiva e intuición. En base al montón de recetas que había curioseado anteriormente para los buttercream e intentando mantener un poco las proporciones generales que había visto, la receta que me salió fue ésta:

Ingredientes:
250 gr de Mascarpone
150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
300 gr de azúcar glas (mejor comprado que preparado en casa)
1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:
Batimos bien la mantequilla para que blanquee y le añadimos el queso sin dejar de batir. Cuando se hayan unificado añadimos la mitad del azúcar y seguimos batiendo. Incorporamos el resto del azúcar y batimos hasta que veamos que la crema es uniforme y consistente. Si queda demasiado líquida se puede añadir más azúcar ya que si no es suficientemente espesa no se podrá decorar con la manga y se escurrirá de los cupcakes como me pasó con mi experimento anterior.


El toque final se lo di con azúcar que teñí de rojo en un abrir y cerrar de ojos, poniendo un poco en un tarro de cristal con unas gotas de colorante y sacudiéndolo como si de una coctelera se tratara.

Veredicto y observaciones:
Mi veredicto para estos cupcakes es favorable, aunque pueden salir mejor. Tengo que decir que me sorprendió la manera como crecieron haciendo media esfera por encima de la cápsula porque la verdad es que esperaba que fueran planos como los que había hecho hasta entonces. 


Para mi gusto los agujeritos de dentro eran demasiado grandes. Como buena científica (al menos había una dentro de mí hace años que me hizo licenciarme en Ciencias Ambientales) tendré que investigar si puede ser por la rapidez al batir, por el tiempo desde que se prepara la mezcla hasta que se meten las cápsulas en el horno, por la cantidad de bicarbonato, por cómo cuece el horno... En cuanto al frosting, la próxima vez intentaré mejorarlo aumentando la proporción de queso respecto a la mantequilla y añadiendo algo más de azúcar para ver si espesa aún más.



4 comentarios:

  1. Buenooo,
    vamos a ir engrosando tu lista de seguidores, pues este blog tuyo se lo merece.
    Me quedo un ratito por aquí.
    Te felicito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la visita y el comentario. Espero poder ir actualizando a menudo con cositas interesantes. Saludos.

      Eliminar
  2. Hola Monica! Aqui estoy tb! Mucha suerte con tu blog!! Ya te apunte en el sorteo,tienes el nº 242. La lista esta en el blog de Reposteria Revita en FB . Debajo de la foto de portada! Gracias por participar! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! A ver si tengo suerte con tu concurso y con el blog. Se agradece el apoyo, sobretodo cuando uno empieza. Encantada de tenerte por aquí. :)

      Eliminar

Muchas gracias por la visita y tu comentario.